Tareas Escolares: ¿Deberes de los Padres?

tareas-de-los-hijos-tareas-de-los-padres-LMC

María del Rosario Bermúdez, rectora del Colegio San Juan del Camino, cree que los trabajos escolares son “una manera de aplicar lo que los niños han venido aprendiendo en clase y verificar su aprendizaje”. Los padres deben proveer un espacio y las herramientas para que puedan cumplir con sus deberes escolares, pero no deben hacerles las tareas.

En algunos casos, las tareas escolares se convierten en motivo de conflicto en las familias. ¿Hasta dónde hay que ayudar a los hijos y de quién son las tareas? Las opiniones son diversas entre padres de familia consultados por la Revista Edu.co. La situación es común. Luego de una larga y extenuante jornada laboral, el padre y/o madre llega a casa y al revisar las tareas del colegio de sus hijos se encuentra, ¡oh sorpresa!, que al igual que la sinfonía de Schubert o el reparcheo de las calles bogotanas, los deberes escolares están incompletos. Por lo tanto, los padres terminan resolviendo ecuaciones algebraicas o conjugando en francés un verbo en ‘passé composé’. La misma escena se puede repetir al día siguiente cuando papá o mamá está en medio de una junta directiva, o en una importante reunión con clientes. Vía chat, Andrea le pregunta a su mamá sobre la notación espectral del boro o sobre un ejercicio de física que involucra gravedad y fuerza centrífuga. Estas situaciones plantean la cuestión sobre las obligaciones de los padres respecto a las tareas escolares de sus hijos: ¿Ayudar? ¿Revisar? ¿No hacer nada?.

Claudia González, administradora de empresas, es madre de Laura y Valentina, estudiantes del Colegio Leonardo da Vinci. Claudia piensa que los padres deben “estar pendientes de revisar las tareas, recordarles que deben hacerlas, ofrecer una guía en algún momento dado pero de ningún modo hacerles el trabajo a los hijos”. Está convencida de que los padres “alcahuetes”, en vez de ayudar a sus hijos, los perjudican porque “desvirtúan la misión de los colegios, que es educar”. Agrega que es necesario que los niños aprendan a ser responsables y entiendan “que papá y mamá también realizamos tareas en nuestro trabajo diario y que es importante para la vida cumplir con determinadas obligaciones”. Patricia Rodríguez, relacionista pública y madre de Luciana, una niña de cinco años que está en kínder en The English School, opina que “las tareas escolares son de los hijos y no de los padres. Sin embargo es fundamental el apoyo familiar en la realización de las tareas”. Ella asegura que los padres que no comparten con sus hijos la vida estudiantil, “se pierden unos momentos maravillosos, de alegría, de regaños y de aprendizaje que resultan más valiosos que la nota que logre el hijo en el colegio”.

Internet: ¿enemiga de los buenos estudiantes o aliada de los vagos?

Los estudiantes de hoy no pueden creer que sus padres, hace apenas veinte o treinta años, tenían que consultar en la enciclopedia familiar o ir hasta una biblioteca para hacer las tareas. Hoy en día no es sino prender el computador y buscar en Google “ADN” o “Cristóbal Colón” para que aparezcan en pantalla miles de páginas sobre el asunto. Lo positivo de esta cantidad de documentos y la rapidez con que se consigue la información se desvirtúan en el hecho que muchos estudiantes recurren al ya conocido “copy and paste” para presentar sus trabajos. Sobre el uso de Internet como método educativo los padres tienen mezcladas sensaciones. Claudia González resalta de Internet que puede apoyar la labor de los profesores y el hecho que es un medio ecológico pues “no se gasta en transporte ni en hojas de papel como solíamos hacer antes”, sin embargo agrega que Internet sí es nociva cuando el estudiante “copia sin desarrollar ningún espíritu, crítica e investigación”. Patricia Rodríguez cree que los estudiantes vagos o mediocres aprovechan los recursos de Internet para “salir del paso” en lugar de optimizar este instrumento en beneficio de su formación. María del Rosario Bermúdez, rectora del Colegio San Juan del Camino, considera que Internet es una herramienta muy valiosa pero que se debe manejar con cuidado para evitar situaciones de copia y plagio. Enfatiza que los niños antes “deben aprender a investigar en los libros y buscar en Internet la información contenida en páginas seleccionadas por los profesores y en las cuales los estudiantes profundizan sobre lo que aprendieron en el aula de clase

Siete consejos clave

  1. Dé buen ejemplo: Dígales a sus hijos que los padres tienen tareas, como pagar las cuentas o arreglar la casa, qué deben hacer para que todo funcione bien.
  2. Acompáñelos. No todos los días, ni en todas las tareas, pero si usted ve que la cosa está larga y ellos necesitan ayuda, sentarse al lado de ellos los hará sentirse con más ánimo para hacer bien sus labores.
  3. No caiga en la tentación de hacerlas usted. Puede que su hijo saque buenas notas y el profesor quede convencido, pero el que pierde la oportunidad de aprender es su propio hijo.
  4. No reniegue de las tareas. Muchos padres aprovechan cualquier reunión para quejarse de la cantidad de tareas. Recuerde que los hijos son algo manipuladores y si usted les abre esa puerta, se quejarán el doble.
  5. Ayúdelos revisando que estén bien. Saque siempre un tiempo para eso; seguro que usted encontrará una que otra suma mal hecha o una palabra mal escrita, así tendrá la oportunidad de aportar su grano de arena.
  6. Establezca un horario y un sitio donde deben hacerse los trabajos. De esa manera hacer tareas se convertirá en un hábito.
  7. Estimúlelos. Si hacen algo bien, dígaselos y felicítelos. No está mal dar un premio de vez en cuando (no siempre).<
  8. /ol>

    “Es necesario que los niños aprendan a ser responsables y entiendan que papá y mamá también realizamos tareas en nuestro trabajo diario y que es importante para la vida cumplir con determinadas obligaciones”.

    Fuente:
    Vega & Jaramillo Comunicaciones. Tareas Escolares: ¿Deberes de los Padres?. En: Revista Edu.co. No.1 (Mayo, 2010); p.34. ISSN 2145 7328

    Por:
    Vega & Jaramillo Comunicaciones
    Especial para Revista Edu.co

Abrir chat
1
¡Hola! te estás comunicando con Ciprés Mercadeo Educativo, ¿en qué podemos ayudarte?