El regreso gradual a la educación presencial


Las clases en línea han permitido que todos aprendamos, saliéndonos de la zona de confort para explorar nuevas formas de enseñar, aprender, explorar y compartir. La vida nos ha ofrecido una maravillosa oportunidad para hacer los cambios que necesita la educación de niños y jóvenes de tal forma que puedan enfrentar los retos que les exige este mundo global, acelerado y en constante cambio.

En Knightsbridge Schools International Bogotá- KSI, evidenciamos que la virtualidad ofrece ventajas y alternativas pedagógicas que debemos trasladar al salón de clases. La nueva realidad de la que todos hablan, debe significar en el sector educación, un verdadero cambio y ajuste transformador para enfocarse en el objetivo principal del desarrollo sostenible, o sea “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”.

La Unesco ha venido promoviendo que se “necesita de la educación para dotar a todas las personas de los conocimientos, las competencias y los valores necesarios que le permitirán vivir con dignidad, construir sus propias vidas y contribuir a las sociedades en que viven”, lo cual, en este proceso de cuarentena y aislamiento, se ha vuelto imperativo.

La experiencia de muchos colegios que habíamos logrado desarrollar un plan de aprendizaje en línea antes del inicio de la cuarentena sumado al posterior y consecuente proceso de revisión, ajuste y retroalimentación de padres, estudiantes y profesores de estos planes, debe servir para que el sector público complemente sus estrategias de aprendizaje desde casa, para expandir su capacidad y ofrecer acceso a la educación a quienes viven alejados de ciudades o poblados y a aprender toda la vida.

KSI ha trabajado en la adaptación y ajuste curricular para garantizar que los estudiantes adquieran las competencias, conocimientos, habilidades y desarrollo socio emocional mediante las herramientas virtuales para que, cuando regresemos a las clases presenciales podamos asegurar que todos, tanto quienes regresen a la presencialidad como quienes continúen en casa dentro de la virtualidad aprovechen al máximo de las ventajas que cada modalidad ofrece.

En los últimos meses, la situación permitió evidenciar que el trabajo que realizamos en KSI a través del énfasis que damos al desarrollo emocional en las clases y, en especial, en las clases de LIFE- Learning Interactions, Feelings, and Emotions, son esenciales para el éxito y felicidad de nuestros pequeños, ahora y para su futuro. Aunque para cada estudiante fue diferente, el proceso de adaptación fue rápido, y se incrementaron la autonomía, la capacidad de expresar sus emociones y la independencia. Estas nuevas circunstancias les permitieron continuar exitosamente su proceso de aprendizaje, colaboración y desarrollo.

La virtualidad ha evidenciado la necesidad de permitir espacios para que nuestros estudiantes reflexionen más sobre lo que están viviendo, su contexto, sus temores y sus fortalezas. Así mismo, ha confirmado la importancia de evaluar por competencias y no por conocimientos, ya que el mundo actual exige adaptación, colaboración, creatividad, carácter, ciudadanía, comunicación y pensamiento crítico.

También ha evidenciado que el trabajo en autoconfianza, autoconocimiento y autoestima son procesos centrales y por esta razón fortalecimos nuestro programa de desarrollo emocional con el soporte de Aviva y de la mano de nuestros profesores certificados.

En el colegio KSI hemos robustecido durante la virtualidad las metodologías activas centradas en el estudiante, lo que ha confirmado que la motivación del estudiante puede estimularse al empoderarlo para hacerlo sujeto activo de su proceso.

KSI busca consolidar y mantener algunas de las ventajas de las clases en línea para que las clases en alternancia y/o presenciales se enriquezcan con estos modelos de aprendizaje. Nuestro objetivo es consolidar las metodologías activas, ofrecer una mayor participación e interacción por parte del equipo de apoyo para los estudiantes y profesores, asegurar una activa participación de los padres en el proceso formativo de sus hijos, brindar la posibilidad para los estudiantes de volver a escuchar y ver las clases y asegurar que cada estudiante avance a su ritmo.

En conclusión, el colegio KSI está comprometido con una educación de calidad que fomenta la creatividad y el conocimiento, y busca asegurar la adquisición de las habilidades fundamentales de lectoescritura y aritmética, así como habilidades analíticas, de resolución de problemas y otras habilidades cognitivas, interpersonales y sociales de alto nivel. También desarrolla las habilidades, valores y actitudes que permiten a los ciudadanos llevar una vida sana y plena, tomar decisiones informadas y responder a los desafíos locales y globales.

Especial para Los Mejores Colegios
Por: KSI Knightsbridge Schools International Bogotá

Abrir chat
1
¡Hola! te estás comunicando con Ciprés Mercadeo Educativo, ¿en qué podemos ayudarte?