Educación Finlandesa, un ejemplo a seguir

La educación es uno de los procesos de formación más importantes para el ser humano. Finlandia, es el país número uno en educación en Europa. ¿Qué hace que su sistema educativo sea tan exitoso?

Finlandia es un país ubicado en el noreste de Europa, es reconocido por tener uno de los sistemas educativos más desarrollados y estructurados del mundo. Pero, ¿cómo lo ha logrado?

Este país nórdico, tiene muy claro que la educación es primordial para el desarrollo de sus habitantes. Por esta razón, uno de sus principios básicos es que todas las personas deben de gozar de una educación gratuita en todos los niveles, en donde las oportunidades sean las mismas, sin importar el grupo socioeconómico al cual pertenezcan.

En los niveles de preescolar y primaria básica, los materiales de estudio, así como la comida y el transporte, son gratis y obligatorios. En el ciclo secundario y en la educación superior, las estudiantes o padres ya tienen que costearse sus libros o implementos estudiantiles, sin embargo, los alumnos de secundaria, tienen derecho a comida gratuita subsidiada por el estado. La educación superior es la única que requiere del pago de un arancel, no obstante, existe un sistema de préstamos y becas para todos aquellos que quieran estudiar.

Según la publicación “Educación Finlandesa en Síntesis”, publicada por el Ministery of education and Culture y el Finnish National board of education, “más del 90% de los estudiantes que completan la primaria, comienzan inmediatamente el bachillerato o estudios de formación profesionales”.

Otro componente muy importante, es que Finlandia posee una elevada clasificación de profesores, lo cual ha sido clave para el desarrollo de los estudiantes. Los maestros parten de una orientación de alta calidad, siendo autónomos en su enseñanza; potencializando al máximo el conocimiento de cada individuo. Además, estos se vuelven guías en este proceso, mas no controlan el conocimiento y habilidades de los niños. (Esto se relaciona un poco con la nueva educación del siglo XXI).

Según Javier Melgarejo, Director del colegio Claret de Barcelona: “El éxito finlandés también se debe a que encajan tres estructuras: la familia, la escuela y los recursos socioculturales (bibliotecas, ludotecas, cines). Los tres engranajes están ligados y funcionan de forma coordinada. Los padres tienen la convicción de que son los primeros responsables de la educación de sus hijos, por delante de la escuela, y complementan el esfuerzo que se hace en el colegio”.

Los resultados se ven, y, en las nombradas Pruebas Pisa (en las cuales Colombia obtuvo el puesto 61 de 65 países), Finlandia se situó en los primeros puestos siendo el único país que tenía una puntuación comparable con países punteros como Corea o Singapur.

Se puede deducir entonces, que su alto nivel educativo no depende del dinero que posee el país, este es simplemente, un valor agregado. Hay países que invierten mucho más dinero y aún así no logran llegar a un sistema educativo exitoso. La estrategia del modelo finlandés radica en una educación igualitaria, sumada a un equipo de educadores altamente competitivos.

Para Colombia, este sería un gran reto educativo, que implica dividir la gran brecha social y cultural que existe. Además de aumentar la cobertura de la educación, con maestros calificados que puedan ayudar a formar profesionales para la vida, esos que las empresas necesitan, pero que los profesores no preparan.

Especial para Los Mejores Colegios
Por: Jennifer Sosa

Abrir chat
1
¡Hola! te estás comunicando con Ciprés Mercadeo Educativo, ¿en qué podemos ayudarte?