Experiencia Cumbres desde las matemáticas

En muchas clases de matemáticas escuchamos preguntas como: ¿Esto para qué sirve?, seguramente la mayoría de las veces no podemos dar una respuesta convincente a nuestros estudiantes.

Si preguntamos a un ingeniero, probablemente dirá que las matemáticas son importantes porque permiten diseñar objetos, usar ecuaciones para modelar su comportamiento, optimizar su rendimiento, por ejemplo. Un administrador dirá que las usa para llevar un control financiero, definir estrategias, hacer análisis económicos, etc. Un arquitecto dirá que usa geometría para comprobar que una estructura es viable teniendo en cuenta la resistencia de los materiales, las cargas que tienen que soportar, el costo económico, etc., y así podríamos revisar desde diferentes profesiones por qué son importantes; así, cuando un estudiante no ha tenido una relación cordial con ellas, pregunta: ¿Qué puedo estudiar que no tenga matemáticas?, sin detenernos a analizar, respondemos coloquialmente: “todo tiene matemáticas”.

estudiantes en el laboratorio del Colegio Cumbres (Chía)

Es posible que muchos critiquen esta respuesta, pero este debería ser uno de los principales objetivos de estudiar matemáticas. Estas deben servir para experimentar, indagar, construir comunidad, tomar decisiones, relacionar. Es decir, que debe acercar al estudiante a las problemáticas de su comunidad y del mundo y permitirles proponer posibles soluciones. El matemático moderno Eduardo Sáenz de Cabezón (2019) afirma que las matemáticas nos hacen más libres y menos manipulables.

En el Colegio Cumbres Bogotá estamos trabajando para que en las clases de matemáticas los estudiantes adquieran habilidades en la comprensión y la aplicación de algoritmos y reglas, pero al mismo tiempo, para que logren interpretar, comprender y resolver problemas, para que tengan la capacidad de valorar soluciones dada por otros y validar sus propias conjeturas y soluciones. Teniendo en cuenta que las emociones son aspectos que influyen en el desempeño de los estudiantes, especialmente en esta área, para nuestra comunidad ha sido fundamental emprender acciones para cambiar esas ideas, que las matemáticas no sirven, que constituyen un conocimiento que es sólo para unos y que son difíciles. Queremos mostrarles a nuestros estudiantes que es posible sentirse tranquilos y felices en sus clases de matemáticas, que es un espacio donde se puede tener la confianza para decir “no entiendo”, que es válido aprender de cualquier miembro del aula y que allí pueden potenciar su razonamiento y adquirir herramientas para enfrentar y proponer soluciones a distintos problemas.

Esta contingencia nos mostró una necesidad que se venía evidenciando en el trabajo con las nuevas generaciones y es el cambio de mentalidad de los profesores en relación con el uso de tecnología. Estamos trabajando para cambiar la manera de preguntar y el tipo de tareas al que se enfrentan los estudiantes, ya no basta con preguntar resultados pues muchas aplicaciones lo hacen por ellos, es preciso continuar buscando o creando situaciones en las que surja la motivación y que llamen la atención de los estudiantes (Vasco, 2020).
Con estas ideas de cambio y nuestras acciones queremos que desde la clase de matemáticas los estudiantes también vivan la experiencia Cumbres.

Colegio Cumbres Bogotá Semper Altius
Contáctate con ellos para más información al (315) 6973456 o por medio del correo electrónico info@cumbresbogota.edu.co

Especial para Los Mejores Colegios

Redacción por: Colegio Cumbres (Chía)

Abrir chat
1
¡Hola! te estás comunicando con Ciprés Mercadeo Educativo, ¿en qué podemos ayudarte?