El método educativo del Volta

“La idea fundamental de la educación de los jóvenes es el hecho que a través de ellos se reconstruye la sociedad; entonces, el gran problema de la sociedad es, en primer lugar, educar a los jóvenes (eso es lo contrario de lo que se hace hoy)”. 

Esto nos decía Monseñor Giussani en 1995, refiriéndose a la condición de Italia. Nuestro gran educador ha creado, a través de quienes han seguido su método educativo, escuelas y obras educativas en los 5 continentes, que sobresalen en los países donde operan. 

Hoy en Colombia, el Gimnasio Alessandro Volta, colegio italiano reconocido por el Ministerio Italiano, ha implementado este método educativo y se ven los resultados. 

En el “Esame di Maturitá”, examen oficial del estado italiano al finalizar el bachillerato, en el Volta tuvimos un resultado de absoluta excelencia, un “100 e lode”, lo máximo de la nota es 100. Además, el 40 % de los estudiantes resultaron excelentes, con una nota entre 80 y 100. Tengamos presente que la comisión que evalúa los estudiantes es enviada por el Ministerio italiano, no es una comisión interna y las pruebas son enviadas directamente desde Roma.

Este método educativo, no solo permite lograr la excelencia, sino la inclusión. Normalmente, excelencia e inclusión parecen incompatibles. O se logra la excelencia o se baja el nivel académico para que todos puedan terminar sus estudios. En el Volta no.

Con orgullo, podemos decir que todos los estudiantes, también los que tenían dificultades, que hemos acompañado en estos años con planes personalizados de aprendizaje (la escuela italiana prevé institucionalmente estos planes), no se han desanimado, no se ha dado por vencidos, sino dando lo mejor de sí mismos, han podido pasar el examen de maturitá, obteniendo un título que les abre la posibilidad de estudio universitario tanto en Europa como en Colombia. 

LA FUERZA DEL MÉTODO VOLTA

Esta educación debe empezar a los 3 años. En preescolar no se debe forzar el leer, escribir, sumar o restar. Se debe educar una personalidad, que sepa usar la razón, entender los problemas, buscar la solución, verificarla, corregir los errores; no pararse delante del fracaso, sino reconocer que el error es parte de la vida; intentar hasta lograr. Educados así, desde pequeños, nuestros estudiantes no se han quedado paralizados delante de la comisión de examen, a quienes no conocían, o frente a las pruebas enviadas desde Roma. 

A los 3 años nuestros niños aprenden a hablar delante de los padres, sin temor ni vergüenza, describiendo sus investigaciones científicas que realizan en el Centro Natta, Centro de Innovación que la escuela tiene en los llanos orientales.

Esta educación debe ofrecerse desde los primeros años de vida, empezando a los 3 años. El niño necesita una escuela, no una guardería; que lo prepare humanamente, que plasme su personalidad que se desarrollará en los siguientes años de estudio. “Si una planta nace torcida, después es difícil enderezarla”, dicen los abuelos.

¡Desde niños se debe crecer con el método educativo Volta!

Acerca del Gimnasio Alessandro Volta | Bogotá 

El Gimnasio Alessandro Volta es un colegio parital italiano, que cuenta con doble titulación Colombia – Italia y convenios educativos en Europa y América latina, enfocado en realizar un acompañamiento semi personalizado a cada estudiante, entendiendo que cada uno tiene un proceso de aprendizaje diferente para lograr alcanzar su máximo potencial.