Emotion Coaching: Cómo fortalecer la Inteligencia Emocional a través del vínculo - Revista Edu.co - Los Mejores Colegios
Ciudad
Género
Calendario
Idioma

Busca aquí el mejor colegio para tus hijos


 
 
Ir al inicio

Emotion Coaching: Cómo fortalecer la Inteligencia Emocional a través del vínculo

2016/11/15 Vicky Nogales
Psicóloga, egresada de West Texas A&M, posgrado en Psicología Educativa Terapeuta Familiar Sistémica, directora del departamento de Orientación Vocacional en una clínica privada Vocare, counseling familiar, counseling educativo y orientación vocacional

Como padres, deseamos siempre la felicidad de nuestros hijos y con ello nos acompaña la inquietud de saber cuáles son los factores influyentes para lograr esto


Emotion Coaching: Cómo fortalecer la Inteligencia Emocional a través del vínculo

Deseamos además que sean buenas personas, que sean inteligentes y crezcan siendo independientes, pero a su vez mantengan ese vínculo tan fabuloso que nos une a ellos. Queremos también que sean compasivos, que traten al prójimo con respeto, que se sientan orgullosos de quienes son sin ser arrogantes, que valoren lo que tienen, que lleven los valores que les hemos inculcado y, por qué no, que se sientan exitosos y nos enorgullezcan. Estos son algunos de nuestros anhelos. A su vez, conocemos sus limitaciones y tantas veces actuamos adelantándonos a ellos, pensando por ellos y resolviendo sus dificultades para que salgan airosos de todas las situaciones. Veamos qué dice la investigación con respecto a lograr que nuestros niños desarrollen todas estas capacidades y nuestro rol al respecto. Al agrupar los factores anhelados, los expertos aseguran que los niños que crecen adquiriendo estas capacidades gozan de una elevada inteligencia emocional

Inteligencia Emocional

Empecemos entonces por explorar qué es la Inteligencia Emocional. La inteligencia emocional (IE) es la capacidad para identificar y entender nuestras emociones, entender y empatizar con los sentimientos de otros y responder a esas emociones de modo apropiado, cooperativo, funcional y empático. Ser emocionalmente inteligentes requiere que sepamos quiénes somos, reconozcamos nuestros sentimientos y nuestras necesidades, a su vez, que seamos capaces de negociar nuestras necesidades en situaciones sociales complejas. Podríamos decir que la Inteligencia Emocional tiene cinco ejes: conocer y manejar nuestras emociones; automotivarnos; lograr postergar la gratificación; reconocer las emociones en los demás y validarlas (empatía); y manejar las relaciones, es decir, saber cuándo poner nuestras necesidades delante o las de los demás. El Dr. Gottman reduce esto a dos factores: la regulación emocional, que es la capacidad de entender y manejar los sentimientos, y las relaciones sociales, que es básicamente cómo nos manejamos con otros. Dicho de otro modo, los expertos aseguran que la habilidad de los niños para entender sentimientos y manejarlos y cómo ellos se relacionan con adultos y otros niños son los mejores predictores de cómo funcionará en sociedad el niño en su adultez.

Desafortunadamente, como padres, ponemos más énfasis en disciplinar a nuestros niños que a enseñarlos a regular sus emociones y a relacionarse con los demás. Muchas veces, además, lastimamos el vínculo que tenemos con ellos al invalidar lo que sienten o piensan, imponiendo nuestro modo de pensar sin darles la oportunidad de compartir su sentir. No me malentiendan, la disciplina es necesaria para lograr lo antedicho, solo que antes de disciplinar, debe haber una base sólida que nos vincule a nuestros niños y nos permita enseñarles a regular sus emociones y a relacionarse con los demás, sin lastimarlos cuando ponemos los límites. Queda claro entonces que las emociones juegan un rol muy importante en el desarrollo de todo esto.

¿Para qué sirven las emociones?

Las emociones sirven para sobrevivir. Muchos padres no entienden que el procesamiento de las emociones y el razonamiento están muy integrados en el cerebro. Es imposible ser razonable sin emociones, porque en la corteza cerebral frontal están las emociones y la razón. La razón no puede existir sin emoción, ambas funcionan conjuntamente. El razonamiento y la resolución de problemas requieren de la intuición para distinguir entre lo importante y lo trivial y la intuición requiere emoción. Ej., alguien me ataca, siento miedo, ¿contraataco o me voy? Primero siento la emoción y luego «pienso» si puedo contra mi oponente. Sin emoción nos dejaríamos devorar por el otro, pues nuestro tren de pensamiento diría algo así: «No siento nada, me quedo donde estoy».

Con esto dicho, pasemos a hablar de regulación emocional, pero para poder hablar de regulación emocional es importante incorporar el concepto de metaemociones. Las metaemociones vienen como resultado de qué pensamos acerca de nuestras emociones. Es importante que seamos conscientes de nuestros pensamientos acerca de lo que sentimos o de lo que pensamos acerca de ciertas emociones. Solo así podremos aceptar que todas las emociones son válidas, aun las que no se sientan bien.

Los Dres. John y Julie Gottman hablan de dos tipos de padres en lo que respecta a las metaemociones: los padres que desaprueban las emociones (Emotion Dismissing/Disapproving) y los que las entrenan y facilitan (Emotion Coach). Los padres que desaprueban las emociones ven emociones como la tristeza o el enojo como dañinas e intentan cambiar esa emoción por una positiva a como dé lugar. Estos padres piensan que si su hijo siente una emoción que no sea alegría, ellos no están ejerciendo su rol de padres correctamente. Por el contrario, los Emotion Coaches (EC) ven las emociones como oportunidades para conectarse con sus hijos y enseñarlos. Estos padres aceptan todas emociones (que no quiere decir que acepten todas las conductas), las entienden y las validan. Como padres, nuestro objetivo no es que no sientan emociones negativas, sino lograr enseñar a nuestros niños a que logren controlarlas para que solo duren el tiempo sano de sobrevivencia y no se prolonguen haciéndoles daño. Los EC ponen los límites y ayudan a sus hijos a resolver los problemas teniendo en cuenta cómo se conecta la conducta de sus hijos a la emoción que están sintiendo.

Ser un Emotion Coach

Vemos entonces que la forma de fomentar la Inteligencia Emocional es siendo un Emotion Coach. Pasemos entonces a ver cómo lo implementamos. Para ser un EC, el Dr. Gottman nos sugiere los siguientes pasos:

-Estar alertos a las emociones de nuestros niños y ayudarlos a darse cuenta de lo que están sintiendo. Recordemos que para lograr regular las emociones, el niño primero debe entender qué es lo que está sintiendo, qué es lo que despierta esa emoción y qué hacer cuando siente eso.

-Como padres, debemos reconocer las emociones de nuestros hijos como oportunidades para conectarnos con su mundo interior y que esto sea una oportunidad de aprendizaje para ambos.

-Debemos además comunicar empatía y comprensión sobre las emociones. Debemos validar y aceptar todas las emociones que tienen nuestros hijos, aun cuando estas no sean agradables. Es decir, comunicarle al niño que entendemos lo que pueda estar experimentando sin necesariamente apoyar la conducta. Podemos decir algo así como, «entiendo que estés molesto, todo lo que pasó debe ser muy frustrante para ti, pero patear la puerta por estar enojado no está bien».

-Una vez pasamos por esos pasos previos debemos establecer reglas claras y resolver el problema. Es importante poner límites a las conductas que no son funcionales. Debemos comunicarles cómo nos sentimos con respecto a la conducta, lo que es aceptable y lo que no, y los valores y reglas de la casa. Debemos aclararles las conductas específicas que esperamos de ellos y no solo puntualizar lo que hicieron mal. Por ejemplo, podríamos decir algo así, «entiendo tu frustración, pero no te voy a permitir que patees la puerta, ven a sentarte un rato tranquilo y respira hasta calmarte, ¿sí?».

-Cuando el niño esté calmado y quiera hablar, recién allí podemos pasar a resolver el problema, ya que cuando está desbordado no puede pensar. Debemos recordar, además, que hay dos metas, la nuestra y la de nuestro hijo. Aun poniendo el límite, es decir, disciplinando al niño, debemos buscar un modo de lograr que coopere conectándonos con él y a su vez captar por lo que le está pasando. Este es el momento de pensar juntos.

Para lograr hacer todo esto, es importante estar emocionalmente disponibles. Si nosotros mismos estamos desbordados conla situación o con la etapa que estamos viviendo, no podremos comportarnos como EC para nuestros niños. Nosotros mismos debemos practicar nuestra regulación emocional y modelar la conducta que esperamos para nuestros niños. Nuestro mensaje debe ser congruente entre lo que pretendemos que ellos hagan y cómo nos comportamos. Cuando nos sentimos desbordados por las situaciones, debemos pedir un tiempo para calmarnos o que otro maneje la situación hasta que logremos calmarnos. A no ser por supuesto que sea una situación de emergencia o crisis y ahí priorizamos lo urgente protegiendo la vida de las personas por delante de todo.

Aun sabiendo esto, la realidad es que ninguno de nosotros puede hacerlo siempre bien. ¿Qué podemos hacer cuando nos damos cuenta de que hemos lastimado a nuestro niño invalidando lo que siente o incluso hablándole mal injustamente? Pues podemos reparar. Reparar es la capacidad de pedir disculpas una vez que nos dimos cuenta de que podríamos haberlo hecho mejor, y así podemos modelar la conducta que esperamos de nuestros niños cuando ellos se equivocan y a su vez fortalecer la relación. Reparar no es poner excusas, reparar es validar la emoción y postura del otro y genuinamente sentir su sentir. Solo podemos reparar si lastimamos al otro sin intención de dañar, la traición o el abuso no se reparan con facilidad.

Algunos consejos

Apoyándonos en esas pautas, para ser un buen EC es importante además:
-Usar un lenguaje no evaluativo; el niño tiene necesidad de dignidad.
-Es mejor describir la conducta en vez de poner un rótulo positivo o negativo, ya que los rótulos cargan de expectativas al niño hasta llegar a desbordarlo.
-Debemos recordar validar los sentimientos. De este modo, el niño aprende a apoyarse en sus instintos.
-Permitir que el niño traiga su propia solución; entender y validar precede a solucionar.
-No utilizar crítica ni desprecio como parte del castigo. Pequeños castigos son más efectivos. Poner distancia emocional mediante desaprobación solo lastima la relación.
-Permitir en fantasía lo que no puedes permitir en realidad;de este modo, nos une el deseo de algo. Ej.: «Yo también sueño con tener un perro, ¿cómo se llamaría?».
-Recordar que solo una vez que entendimos podemos empezar a pensar juntos en cómo resolver la situación. Sin olvidar que hay dos metas, la tuya y la del niño. Necesitamos una solución que cumpla con ambos objetivos.
-Es necesario que haya mucho positivismo en la familia. Debe haber muchos momentos en los cuales nuestros niños puedan ver cuán especiales son para nosotros y que reciban nuestro afecto, tiempo y atención. Para reducir los celos entre hermanos es importante hacer cosas como familia divertidas para todos y además poder hacer cosas con cada niño según sus intereses y necesidades.
-Recordar que somos seres socio-psico-espirituales en búsqueda de algo distinto, pero con necesidad de equilibrio. Para ello es importante cuidar nuestro cuerpo, alma y mente. Es importante tener actividades y proyectos propios, y tener actividades y proyectos como pareja o como familia.
-Recordar que nuestros niños también tienen derecho a actividades cotidianas que les den placer, que deben cuidar su cuerpo y además tener sueños.
-En todo este proceso, lo más importante es estar emocionalmente cerca de ellos para poder disfrutar de todo su proceso de crecimiento, acompañarlos en cada caída y ayudarlos a levantarse y, especialmente, trasmitirles que los amamos por sobre todas las cosas, aun cuando las cosas no salen bien. Disfrutemos de ser padres, es un verdadero privilegio.

Artículo basado e inspirado en Emotion Coaching, the Heart of Parenting. The Gottman Institute.

 

Si este artículo te ha parecido interesante,te agradecemos mucho que lo compartas utilizando los íconos que aparecen en la parte superior derecha.


Te podría interesar

Heridas primales: ¿Qué son y cómo ayudar a superarlas?
Heridas primales: ¿Qué son y cómo ayudar a superarlas?

Desde varias corrientes de análisis humano se habla acerca de los comportamientos de la adultez que se relacionan con heridas que se instalan en nuestro subconsciente desde la infancia. Es importante conocer el tema y revisar los patrones de crianza que utilizamos para el beneficio emocional de los niños.

Ver más...

Emotion Coaching: Cómo fortalecer la Inteligencia Emocional a través del vínculo
Emotion Coaching: Cómo fortalecer la Inteligencia Emocional a través del vínculo

Como padres, deseamos siempre la felicidad de nuestros hijos y con ello nos acompaña la inquietud de saber cuáles son los factores influyentes para lograr esto

Ver más...

La importancia de la Orientación Vocacional
La importancia de la Orientación Vocacional

Elegir una carrera es un reto para cualquier individuo, debido a que esta decisión marcará quién será a lo largo de su vida. Son muchos los factores que debemos tener en cuenta a la hora de decidir, desde nuestras prioridades, intereses y capacidades hasta el impacto que la decisión...

Ver más...

Callar no siempre es proteger
Callar no siempre es proteger

Crecemos valorando el silencio como equivalente de lealtad. La confidencialidad es esencial en las relaciones de amistad. Ésta brinda a la relación un ambiente de confianza y franqueza donde uno sabe que puede abrirse con honestidad y libertad de expresar sentimientos, miedos, pensamientos, anécdotas y deseos.

Ver más...

¡La importancia de dirigir en equipo!
¡La importancia de dirigir en equipo!

Ser padres es ciertamente una tarea compleja. Es un rol que debemos ejercer como equipo, tanto para maximizar los beneficios de la paternidad, como para que sea disfrutable este regalo de la vida que son nuestros hijos. Como padres, debemos ponernos de acuerdo en el mensaje que trasmitiremos a nuestros chicos, tanto en los valores y prioridades que queremos inculcar en ellos, como en la disciplina y los rituales familiares que queramos ejercer en la cotidianidad.

Ver más...

¿Estimulación o sobre estimulación?<br />Una línea que debemos tener muy clara
¿Estimulación o sobre estimulación?
Una línea que debemos tener muy clara

Como padres, en un mundo altamente competitivo y veloz, nos preguntamos muchas veces si hacemos lo suficiente por nuestros hijos; si en verdad les damos todas las herramientas para enfrentar un entornocada día más complejo, donde nuestros niños reciben a diario estímulos que ni siquiera existían hace pocos años y con los que nosotros mismos tenemos dificultades para lidiar.

Ver más...

Corre corre diario, mensual y anual
Corre corre diario, mensual y anual

En un esfuerzo frenético por tratar de balancear todos los aspectos de la vida, ser padres, profesionales, esposos e hijos, se ha convertido en una responsabilidad casi imposible. Cada vez sentimos que vivimos la vida de una manera más apresurada. Los días son más cortos, el tiempo no alcanza, corremos de un lado para otro como locos y la lista de pendientes nunca acaba.

Ver más...

Los hijos en cada etapa: Intimidad vs. Aislamiento
Los hijos en cada etapa: Intimidad vs. Aislamiento

En los últimos años, muchas madres que se iniciaron a los 20, tienen su segunda vuelta de hijos a los 40. En esta nueva, pero conocida experiencia, se dan algunos cambios en cuanto a los roles, a la identidad y en la forma de educar a nuestros niños. ¿Qué pasa cuando una nueva etapa que ya “habíamos superado” aparece como un nuevo desafío?

Ver más...

Castigos y Recompensas
Castigos y Recompensas

Las recompensas y los castigos tienden a tener como finalidad un cambio de patrones de comportamiento en nuestros hijos, el problema es que dicho cambio aunque suele darse, obedece a un estímulo errado, suscitado por una fuente externa ya sea la recompensa o el castigo, y no, a un proceso de entendimiento que sería lo que eventualmente lideraría un verdadero cambio de actitud

Ver más...

Tiempo a solas con cada hijo
Tiempo a solas con cada hijo

Si bien es cierto que el tiempo de compartir todos en familia es muy importante, también es cierto que los momentos a solas que cada papá o mamá pueda pasar con cada uno de sus hijos, son no solo importantes si no necesarios. Balancear las obligaciones de la vida cotidiana, las tareas, los compromisos, no es fácil, pero vale la pena buscar esos momentos, que nos van a permitir generar un espacio de intimidad con cada uno de ellos.

Ver más...

Que los hijos no sean una carga
Que los hijos no sean una carga 

Con la paternidad llegan cambios en la vida de la pareja que a veces no son asimilados de la mejor manera y que impiden que este nuevo rol se tome con la seriedad que se requiere. Sin embargo, un poco de aceptación puede hacer que esta responsabilidad no se convierta en una carga

Ver más...

El diálogo clave a la hora de evitar el acoso escolar
El diálogo clave a la hora de evitar el acoso escolar

El matoneo o ‘bullying’ escolar es un fenómeno que se está presentando en los colegios y afecta, entre muchas otras cosas, la autoestima de los niños. Padres y educadores, atentos a identificarlo

Ver más...

Mi hijo(a) es homosexual, adiós a los mitos
Mi hijo(a) es homosexual, adiós a los mitos

Antes de que un joven determine, realmente, sus preferencias sexuales hacia el otro género, tenga en cuenta que, necesita tiempo para su desarrollo y experimentar aspectos que serán básicos en sus decisiones futuras.

Ver más...

Mamás e hijos, un lazo existencial
Mamás e hijos, un lazo existencial

¿Qué tanto influye el concepto de amistad en la relación madre e hijo? No siempre, por ser la mejor amiga, los resultados serán más positivos: la clave es buscar más respeto y la confianza...

Ver más...

Una lección de vida: Pablo Pineda
Una lección de vida: Pablo Pineda

Tener síndrome de Down no ha sido un impedimento para que el español Pablo Pineda se dedique a enseñar. En su paso por Colombia, el ganador de la Concha de Plata como mejor actor por la película ‘Yo También’...

Ver más...

Me pesó haber peleado contra el peso
Me pesó haber peleado contra el peso 

Una madre de familia comparte su experiencia con la Sibutramina: una peligrosa droga que están usando las niñas para bajar de peso y que siguen vendiendo sin fórmula médica. 

Ver más...

Character Counts

Conferencia: El reto es educar hoy

Tenemos el gusto de invitarlos a participar en la conferencia "El reto de educar hoy" dirigida por el CEO de Character Counts, Doctor Michael Josephson quien estará en Colombia para tener este encuentro especial y maravilloso.

Fecha: jueves 1 de julio
Hora: 8.30 A.M. A 10:00
Lugar: Auditorio Gimnasio Los Caobos
¡No te pierdas esta oportunidad! No tiene costo

Por favor inscribirse en el correo: info@charactercounts.com.co

Ver más...

Gimnasio José Joaquín Casas

La Banda del León

La banda marcial del Gimnasio José Joaquín Casas (La Banda de León), es un ícono de esta institución fundada 1985, inicialmente conformada por solo hombres, una vez el colegio se volvió mixto las niñas comenzaron a hacer parte de ella.

Hoy en día, quienes pertenecen a la banda fortalecen valores de responsabilidad, respeto, liderazgo, trabajo en equipo y disciplina, es así como los estudiantes han creado un gran sentido de pertenencia y se sienten orgullosos pertenecer a ella.

Esta es la Banda del León Gimnasio José Joaquín Casas – Proyección Bilingüe – Matriculas Abiertas  

Ver más...

Gimnasio Fontana

Charla informativa de admisiones

El Gimnasio Fontana invita a su Charla informativa de admisiones el próximo miércoles 31 de mayo de 2017 a las 6:00 p.m. en el Club El Nogal - Salón Buenos Aires

Inscripciones: (571) 7420303 Ext. 122 - 123 Celular: (57) 322 2163477 Email: admisiones@gimnasiofontana.edu.co 

Ver más...

Total de resultados 3Pagina 1de 1
1